sábado, 18 de junio de 2011

Alarma con olor a Wasabi



Wasabi y una alarma muy especial, pensada para sordos
El aroma del wasabi, el tradicional picante japonés que se usa como condimento clave en el sushi, se usa en una alarma que se activa al percibir el humo del fuego.
Air Water Safety Service Inc., una compañía que vende sistemas industriales para la extinción incendios y Seems Inc., otra entidad que estudia la relación entre los aromas y las enfermedades, se han unido para convertir el wasaki, el picante japonés, en un eficaz método de alarma para alertar a sordos en caso de fuego, informó el Nikkei.
Se trata de un sensor y un difusor de aromas, como los que funcionan en los baños, que están unidos por un cable y que están fijados en la pared. El difusor contiene una lata de aerosol de isotiocianato de alilo, el compuesto que da su sabor picante wasabi.
Si el sensor detecta humo, envía una señal al difusor de aroma que dispara el compuesto y hace parpadear una luz roja de diodo.

En 1999 Seems ideó un concepto en aromas para alarmas de incendio tras enterarse de que los sordos y duros de oído a veces no pueden escapar rápidamente durante esta emergencia.
Hasta ese momento ya existían dispositivos de alerta que utilizaban la luz, la vibración o un sonido, pero no eran tan efectivos porque dormidas las personas no percibían la luz y con un sueño pesado ni la vibración ni el sonido.
Así surgió la idea de utilizar el olor y después de haber probado varios aromas se inclinaron por centrarse en el wasabi que empezó los experimentos a gran escala en 2007. Lo hicieron con sordos y con personas normales.
Lograron controlar la intensidad de aroma para despertar a las personas sin dañar sus ojos, que es justo donde se aloja el penetrante aroma cuando se le consume en las comidas japonesas. El dispositivo fue lanzado en abril de 2009 y se venden a un precio de 50.000 yenes, unos 550 dólares.
Se están usando en hoteles donde el sistema se ofrece en alquiler a los huéspedes con sordera y el márketing está enfocando también a los karaokes, donde el ruido es fuerte y esta alarma puede servir de gran ayuda para evitar daños personales en una situación de incendio.
Wasabi y una alarma muy especial, pensada para sordos
Dos años es lo que ha tardado la alarma Wasabi en pasar de concepto a producto real. Y caro, por otro lado, con un precio de unos 400 euros. Wasabi puede funcionar como despertador matutino o como alarma de incendios pero, el lugar de hacer un ruido asonante para que eches a correr, despide una fragancia wasabi, que pondrá las papilas gustativas en polvorosa. No sólo es una forma diferente de despertarse para el común de los mortales, sino que tiene un destino bien definido: lo sordos, que no tienen que esperar a saber de un incendio por el olor a quemado (probablemente, demasiado tarde), sino por el sabor picante.

No hay comentarios :